Buscar este blog

26 de agosto de 2012

La casa de las bellas durmientes , de Yasunari Kawabata





Enlace 

Me gustó tanto Lo bello y lo triste que quise continuar con la obra de Yasunari Kawabata y me leí La casa de las bellas durmientes o también titulada La casa de las bellas dormidas. Una novela muy cortita (en un  día me lo había leído y con interrupciones) pero también muy intensa. Si habéis leído Memorias de mis putas tristes veréis que Gabriel García Márquez empieza su novela con el siguiente párrafo del libro antes del primer capítulo:

«No debía hacer nada de mal gusto, advirtió al anciano Eguchi la mujer de la posada. No debía poner el dedo en la boca de la mujer dormida ni intentar nada parecido.»
Yasunari Kawabata,
La casa de las bellas dormidas

La influencia de este cuento está clara en esta obra de García Márquez, hay quién incluso habla de plagio. Si habéis leído ambos podéis juzgar vosotros mismos. 

Pero volviendo a Kawabata y a su obra, en La casa de las bellas durmientes Eguchi es el protagonista, un señor mayor que aun no se considera viejo en comparación con alguno de sus amigos. Uno de ellos le comenta que existe una casa en la que pagas por dormir junto a jóvenes narcotizadas vírgenes de una gran belleza. Sólo hay algo que no se permite y es hacer nada de mal gusto con las bellas durmientes. Eguchi decide comprobar personalmente que placer le pueden ver “los viejos” en dormir junto a jóvenes completamente dormidas y acude a la casa. Acude una vez, dos, tres, … y cada vez con más frecuencia. ¿Por qué? Por todo lo que es capaz de sentir junto a cada una de las chicas que la madame le proporciona.
Las bellas durmientes le despiertan recuerdos de sus amantes, de sus hijas, … un montón de historias olvidadas y que reaparecen gracias a esos olores y texturas de esas chicas jóvenes, que nunca se despiertan, que nunca sabrán quién ha estado con ellas y con quien no puede mantener ningún tipo de relación. Pero en definitiva ellas le dan vida, le hacen sentir.

“Eguchi pensaba antes que las muchachas que no se despertaban eran una perpetua libertad para los ancianos . Dormidas y mudas, decían lo que los ancianos deseaban.”

De nuevo un argumento que podría parecer burdo y que Kawabata convierte en algo dulce y delicado, incluso sensual.  Y de nuevo vuelvo a quedarme sorprendida con la facilidad y normalidad con que Kawabata trata el tema de las amantes en la vida de los varones japoneses. Sinceramente no sé si es un tema propio de este autor o es habitual en novelas japonesas, o sencillamente casualidad de que este tema aparezca en las dos obras suyas que he leído. Es como si la infidelidad fuera algo implícito / aceptado en cualquier matrimonio. Curioso si más no.

Seguramente este libro merecerá una segunda lectura un poco más reposada. Es un libro bonito que bien lo merece.

33 comentarios:

  1. No he leído nada del autor, y por ahora no me atraen este tipo de novelas. Pero gracias por la reseña :)

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, si no te atrae no hay que perder el tiempo! Con
      La de libros que hay!!!! Un abrazo y gracias por tu comentario!!

      Eliminar
  2. Tengo muchas ganas de leer este libro, desde hace tiempo, me lo han recomendado en varias ocasiones =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba, prueba, en una mañana te lo ventilas!!! Besos!

      Eliminar
  3. Aquest autor el tinc pendent, espero estrenar-me abans que acabi l'any.

    ResponderEliminar
  4. No he leído nada de este autor y no conocía el libro pero casi solo con la portada y el título ya llamaría mi atención, así que anotado queda, son libros que suelen gustarme
    besos

    ResponderEliminar
  5. Ya le tenía echado el ojo a este libro, han hecho una edición realmente bonita. No recordaba lo del libro de GGM, lo leí hace años, pero sí que veo similitudes, tanto como plagio no creo, quizá inspiración ¿no? Lo leeré seguro y te comento. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que inspiración porque además son autores con maneras de escribir muy diferentes. Yo me quedo con tu anotación de las Mil grullas, será el próximo de este autor. Saludos!

      Eliminar
    2. Voy un poco atrasada con las reseñas de los libros que he leído este verano, pero la semana que viene saco sin falta la de Mil grullas, aunque veo que no hace falta que te anime mucho más :D Bsos

      Eliminar
  6. Leí Memoria de mis putas tristes en 2009, un amigo me lo regaló por mi cumpleaños. Me gustó, así que tomo nota de esta novela, no la conocía, gracias por el descubrimiento. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Goizeder, seguro que te gusta!un beso!

      Eliminar
  7. Apuntada, ya me anoté la de "Lo bello y lo triste" y esta me apetece mucho también. Menudo tema, Perkins, por lo que comentas me llega que este escritor es de esos escritores que son artistas. ¿Cuál te ha gustado más, éste o el de "Lo bello y lo triste"?

    ResponderEliminar
  8. Hola Icíar, son bastante diferentes pero quizás leería primero "La casa de las bellas durmientes". un beso guapa!

    ResponderEliminar
  9. Me encanta este libro, recuerdo que cuando me lo regalaron me dijo un amigo "Anda, anda que pagan para ver dormir, me pareció horrible!".
    Y hoy sigue diciendo que me gusta sólo por llevarle la contraria.
    Pero me gusta como está escrito, me parece hermoso.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, yo creo que es la grandeza de éste (y otros muchos autores)y es que algo burdo e incluso grotesco como pagar por dormir con una mujer drogada acaba siendo algo dulce e incluso bello.
      un abrazo!

      Eliminar
  10. en verdad creo que este tipo de novelas son muy nuestras tal vez en este momento no lo vemos asi, pero cuando los años hagan lo suyo como recordar lo vivido o no vivido la nostalgia de lo que pudo ser o no. y la similitud entre Garcia Marquez y este libro, es normal cuantos no vivimos lo mismo y recordemos lo que dijo el autor del peregrino de Compostela, siempre llevamos dos libros el que leemos y el que escribimos, me gusta este tipo de novelas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la nostalgia de lo que pudo ser... es verdad... y que bonito lo de que siempre llevamos dos libros, el que leemos y el que escribimos. No conocía esta frase, :)

      Gracias,

      Eliminar
  11. "Lo bello y lo triste" me encantó, aunque en general disfruto mucho con los autores japoneses. Ésta la tengo pendiente.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ánimo, se lee en nada, es muy corta!!
      Un beso y feliz Navidad!

      Eliminar
  12. Acabo de leerlo. No es plagio por el simple hecho de que García M. lo cita, a manera de homenaje. Además, el tratamiento de los personajes es diferente. El "sabio triste" no es ni remotamente parecido al viejo Eguchi. Eso sí, hay similitudes: la posada, la dueña ("Rosa Cabarcas" en G.M.), la madre, el sueño, en la novela de Kawataba hay una "ley" que Eguchi no transgrede, en G.M. no hay prescripción ni mandato que obstaculice y sin embargo el "sabio triste" prefiere no transgredir un mandato que no existe. Me gustaron ambas novelas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! yo no he leído el de Gabriel garcía Márquez, por eso mi comentario tampoco se extendió mucho más allá. Por tanto agradezco la valoración de alguien que ha leído ambos, :)

      Eliminar
  13. Jaja, es Kawabata, je suis désolé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me encantó el libro lleno de sensibilidad y sugerencias escritom con una elegancia exquisita. Apenas hay trama narraativa sino que nos transmite una serie de sensaciones que experimenta el protagonista de la obra al acudir a esta posada de las bellas adormecidas

      Eliminar
  14. Una obra exquisita escrita con elegancia en un tema tan delicado como es el de la prostitución. Sugiere más que naarra. El protagonista Eguchi acude a esta posada de las bellas adormecidas y en sus visitas cualquier gesto, tacto o mirada le lleva a recordar su pasado amoroso y su vida. Lleno de nostalgia y con una sensacion del paso del tiempo

    ResponderEliminar
  15. Una obra maravillosa de una delicadeza extrema ante un tema tan delicado como el de la prostitución.Sugiere más que narra las sensaciones que experimenta el protagonista Eguchi y sus reflexiones sobre su vida amorosa en elpasado al acudir a esta posada de las bellas adormecidas en que cualquier gesto mirada o roce con ellas le lleva a sus recuerdos ya lejanos pero que le siguen maarcando. Espléndida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, me parece que más o menos todos los comentarios de los que hemos leído la novela estamos de acuerdo en que sugiere más que narra, en la delicadeza del autor para tratar este tema. Los recuerdos, los hechos vividos, la intensidad de los mismos que perdura y se idealiza con los años,... en fin,lo dicho un libro exquisito. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  16. quiero saber la descripcion que hace de cada una de las bellas durmientes..y en que concluye..cuando duerme con las ultimas 2 jovencitas..porfa

    ResponderEliminar
  17. es de suma importancia...espero tu respuesta ...

    ResponderEliminar
  18. Hola Anónimo, lo siento pero no voy a hacer un resumen del libro con este nivel de detalle. Lo mejor es que si quieres esa información te lo leas, es un libro muy corto , en tres horas lo tienes leído.

    ResponderEliminar
  19. entiendo, lo que pasa..mira es muy largo de contar..no pude conseguir el libro, ni puedo bajarlo dde la compu..y necesitaba hacer un analisis, estoy en un taller y lo que pude averiguar es algo raquitico..gracias de todas maneras..

    ResponderEliminar